Guía para entender el lenguaje de tu perro: esto es lo que te quiere decir con sus gestos

pug perros

pug perros

¿Eres de los que alguna vez ha suspirado eso de “¡Ay, si los perros hablaran!” mientras observas fijamente al tuyo? Pues bien, que sepas que tu compañero peludo se comunica, y ¡muy bien! Solo tienes que aprender a descifrar su lenguaje corporal y, cómo no podría ser de otra manera, vamos a echarte una mano.

Una de las partes del interminable lenguaje canino, y probablemente la más importante, son las “señales de calma”. Se trata de gestos que emiten los perros y que les sirven para expresar determinados pensamientos, sentimientos, estados de ánimo, llámalo x.

Este tipo de señales sirven también para educar a perros ante determinados temores o fobias. Tú mismo puedes comunicarte con Inca si aprendes a hacerlo en su idioma. Y si no que se lo cuenten a Turid Rugaas, educadora canina y autora del libro Señales de calma, que consiguió disipar el enorme miedo que producía en su perro el ruido del tren con un simple bostezo, ¡como lo oyes!

¿Quieres saber más? En este post que hemos preparado al respecto, te invitamos a conocer algunas de estas señales, para que te entiendas a las mil maravillas con Inca y los perros que te rodean.

Además, para resumir y, a modo de chuleta, te dejamos un cuadro resumen de la ilustradora Lili Chin para que tengas siempre presentes las principales señales de calma. ¡Seguro que reconoces más de una en tu perrito!

Lamerse el hocico
Aunque habría que aprender a distinguir las situaciones en las que un perro se lame el hocico (cuando come y se relame, por ejemplo), si tu perro va caminando por la calle y se cruza con otro perro, es posible que haga un rápido, casi inapreciable, gesto de lamerse el hocico. Lo importante es que este gesto no pasará desapercibido al perro que venga de frente y sabrá en todo momento que tu perro está inquieto por su presencia.

Girar la cara
Nos hace mucha gracia cuando queremos dar un beso o achuchón a nuestro perro y éste nos gira la cabeza, dejándonos con las ganas. Cómicamente decimos que “nos ha hecho la cobra”. En realidad, tu perro lo que quiere decirte es que le dejes en paz y que le incomoda que hayas invadido de esa forma su espacio. ¡Por supuesto eso no quiere decir que no te quiera! También hará este gesto o incluso te dará la espalda por completo cuando le regañes. Sólo quiere decirte que por favor te relajes.
Entre perros sucede lo mismo. Cuando un perro gire la cara a otro perro varias veces, habrá dejado claro que no quiere que invada su espacio y que por favor se aleje un poco de él.

Olisquear el suelo
Cuando un perro está tranquilamente en el parque y de repente otro aparece completamente enloquecido buscando juego, es muy frecuente ver esta señal de calma. El perro tranquilo se pondrá a olisquear el suelo como si estuviese buscando algo, distraído. Entonces, el perro que está viniendo bajará su ritmo y se pondrá a olisquear con él. Esto querrá decir que ha entendido que estaba viniendo demasiado excitado y tendrá unos segundos para relajarse antes de conocerse.

Dar un rodeo para llegar a otro perro o a ti
A veces vemos como nuestro perro va hacia otro perro dando un gran rodeo, incluso olisqueando el suelo. Con este gesto, tu perro está diciendo al otro perro que viene en son de paz y que le gustaría conocerle o simplemente merodear por la zona en la que él está sin resultar una amenaza.
De nuevo, a veces los perros lanzan este mensaje cuando su dueño le llama enfurecido para irse y viene dando un rodeo o lo que nosotros llamamos “haciéndose el remolón”. Está queriendo decir a su dueño “vale, ya estoy yendo, pero por favor no me castigues».

Dar el costado a otro perro mientras juegan
En muchas ocasiones, cuando dos perros están jugando y uno de ellos lo está haciendo de forma brusca, veremos cómo el otro comienza a darle su lateral o incluso el culo dando giros lentamente. Le está diciendo que es un bruto y que quiere jugar más despacio.

Sentarse
Cuando un perro viene muy agitado hacia el tuyo, tu perro es posible que se siente para hacerle ver que “esas no son formas de acercarse a nadie”. También lo hará seguramente cuando le regañes o le hables con una voz más grave de lo habitual.

Bostezar
Salvo el inconfundible bostezo de la mañana o de la siesta, cuando tu perro bosteza delante de otro perro está intentando calmarle y decirle que “a su lado todo irá bien”.


(Fuente: Gudog)

Deja tu comentario

Tu dirección privada de email no saldrá publicada.


*