Los beneficios de la cirugía sin sangrado en veterinaria

Veterinario y perro (Foto: Anicura)
Veterinario y perro (Foto: Anicura)

La elección del tipo de cirugía que se va a utilizar en una intervención depende de las características clínicas del paciente o de las posibles complicaciones que pueda presentar.

En el caso de la cirugía en veterinaria, hace diez años nació una nueva técnica que llegó para quedarse por las numerosas ventajas que aporta: la cirugía sin sangrado. Esta técnica permite controlar el sangrado, minimizándolo de la manera más efectiva posible, evitando posibles complicaciones y aportando numerosos beneficios en el postoperatorio.

«Este tipo de cirugía tiene muchas ventajas para el paciente: reduce el dolor, la recuperación es mucho más rápida y existe un menor riesgo de sufrir infecciones y complicaciones tras la intervención, incluso se puede reducir el tiempo en el quirófano», comenta Jorge Llinás, veterinario especialista en cirugía maxilofacial y cirugía sin sangrado del AniCura Valencia Sur Hospital Veterinario. “Para controlar el sangrado utilizamos una serie de técnicas quirúrgicas que controlan muy bien la hemorragia, también usamos herramientas térmicas tales como el láser o la electrocirugía”, explica Jorge Llinás.

Recientemente Jorge Llinás junto José Rodriguez, profesor de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, han impartido una formación en Alemania sobre cirugía sin sangrado destinada a reconocidos cirujanos veterinarios de toda Europa y Australia. De hecho, ambos veterinarios, junto con el también veterinario Guillermo Couto, escribieron un manual sobre cirugía sin sangrado que ha sido traducido a seis idiomas.

Un hospital pionero en cirugía sin sangrado

El Hospital Veterinario AniCura Valencia Sur es uno centros pioneros en el uso y desarrollo de esta técnica y cuenta con un gran prestigio y reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional.

«Cada año hacemos en nuestro Hospital Veterinario más de 600 operaciones en las que se utiliza la técnica de la cirugía sin sangrado, lo que se traduce en unas cinco mil operaciones desde que comenzamos a utilizar esta técnica hace diez años”, comenta Jorge Llinás.

Deja tu comentario

Tu dirección privada de email no saldrá publicada.


*