¿Perro o gato?: cuál es mejor para la salud y cuál prefieren los españoles

gato perro

Protagonistas de los vídeos de Internet, ágiles y entrañables, los gatos son los únicos animales que cuentan con hasta 3 días propios. El 20 de febrero –junto con el 8 de agosto y el 29 de octubre– es uno de ellos. Y no es de extrañar dadas las pasiones que despiertan.

Según los datos que maneja el comparador Acierto.com, tener un gato entraña múltiples beneficios para nuestra salud. Entre otros, acariciarles reduce los niveles de cortisol (la hormona del estrés). Además, el contacto físico con estos pequeños peludos está asociado a la producción de ondas tetha cerebrales. Se trata de un tipo de onda que producimos en estados de relajación profunda.

Los gatos, además, tienen efectos positivos sobre las personas con autismo, especialmente en los niños. Esto tiene que ver con la oxitocina, que mejora el establecimiento de relaciones sociales y la empatía. Asimismo, ver imágenes de gatos es capaz de generar emociones positivas en términos generales. De hecho, los mininos ayudan a combatir no solo la soledad, sino también la depresión. Y constituyen una distracción positiva.

8 de cada 10 encuestados afirmaron que tener gato impacta positivamente en su vida. Para más del 60% su minino es un apoyo emocional en momentos difíciles. Otros de sus beneficios son que reducen las posibilidades de desarrollar asmas y alergias, y que refuerzan el sistema inmunitario. La presión sanguínea y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares también se atenúa, inclusive el de infarto de miocardio.

Tener gato «sale a cuenta»

Tampoco podemos perder de vista que mantener a nuestros felinos resulta más económico –si lo comparamos con los perros–. Según los cálculos del comparador Acierto.com, el coste de tener un gato es de 550 euros anuales, frente a los 850 euros de implica acoger a un can. Aquí entran en juego desde las vacunas hasta los collares y otros accesorios.

Así, si adoptamos un gato, gastaremos hasta 50 euros menos en vacunas. Con la esterilización la diferencia asciende a los 130 euros. También destinaremos un importe menor a la desparasitación –salen menos de casa– y a la higiene del animal. Incluso el seguro de mascota suele salir más económico.

Tal y como indica Amanda Cuns, experta en seguros de Acierto.com “un seguro de gato puede ser más barato que uno pensado para un perro de raza potencialmente peligrosa, por ejemplo. Principalmente porque un gato necesita tener cubiertos accidentes y enfermedades, pero no tanto la responsabilidad civil”. Además, en el caso de los perros de raza potencialmente peligrosa, al ser obligatorio el seguro, las compañías pueden permitirse elevar la prima, cosa que no sucede con los felinos. En añadidura, el daño que puede causar un perro de raza potencialmente peligrosa (o no peligrosa) suele ser mayor.

Los gatos, la mascota preferida de los europeos

Dadas sus ventajas, no es de extrañar que los mininos sean la mascota preferida por los ciudadanos de la UE. En concreto, se contabilizan casi 104 millones repartidos por los hogares europeos, frente a los 85 millones de perros. No obstante, en España encontramos poco más de 3.000.

De hecho, somos los europeos con menor porcentaje de gatos en nuestras viviendas (11%), por delante de los turcos (13%) y los eslovacos (15%). En el lado opuesto de la lista encontramos a los rumanos (casi la mitad de los hogares tienen gatos), rusos (39%) y letones (38%). Las razas preferidas son los persas y los siameses.

1 Comment

Tu dirección privada de email no saldrá publicada.


*